Prensa

Un cambio que  interrumpa, repentinamente, una rutina podría generar estrés, sobre todo si se percibe de manera negativa; la pérdida de empleo es uno de ellos y puede llegar a desequilibrar el día a día y afectar varios aspectos de la vida de una persona. “Cuando alguien es desvinculado no solo siente la presión de encontrar un nuevo empleo cuanto antes, sino que verá sus finanzas e incluso su vida familiar afectadas. En estas circunstancias, es clave saber cómo gestionar el estrés para no desconcentrarse en su recolocación laboral y evitar disminuir su confianza y autoestima”, explica Manuel Cubas, Presidente de Career Partners Perú.

En toda profesión, es muy probable que las personas pasen, al menos, por una desvinculación a lo largo de su carrera laboral, “razón por la que debemos estar preparados, sin embargo, muchos cometen el error de creer que no les va a pasar y no cuentan con un Plan B o de contingencia”, agrega Manuel Cubas, quien comparte cinco pautas para superar el desempleo sin dejarse sobrepasar por el estrés, aún sin haber estado preparado:

  1. Replantee sus finanzas ante el desempleo. Al momento que lo desvinculen asegúrese de obtener todos los beneficios económicos de ley y los que ofrezca la empresa, averigüe si es factible que le den el servicio de outplacement o recolocación laboral. Reajuste su presupuesto, recortando gastos superfluos y destinando recursos para la búsqueda de empleo. Si tiene ahorros es momento de utilizarlos como sustento hasta que obtenga un nuevo trabajo. Siga amortizando sus deudas como lo venía haciendo. Encuentre otras fuentes de ingreso, mientras busca empleo haga asesorías, trabajos independientes, etc.

 

  1. Reactive su red de contactos. El 80% de los empleos se encuentran a través la red de contacto. Acérquese a antiguos colegas, compañeros de la universidad y amigos cercanos. Invierta tiempo para fortalecer sus relaciones actuales o restablecer las conexiones descuidadas. Su red podría darle un impulso vital a su búsqueda de empleo y le hará sentir el respaldo de personas que lo estiman.

 

  1. Gestione el estrés desarrollando su confianza. El despido golpea la autoestima, sin embargo, es posible gestionar emociones como la ansiedad, vergüenza o desesperanza. Estructure su horario y tareas, recuerde que buscar empleo es un trabajo de tiempo completo. Haga ejercicios, comparta con su familia y amigos o realice sus hobbies. Mantener un buen estado emocional es clave.

 

  1. Aprenda de su desvinculación y prepárese. Pregúntese ¿qué puedo aprender de esto? De la manera más objetiva posible analice su despido y cuáles fueron las causas. Saque las lecciones y de un enfoque positivo que pueda aplicar para futuras oportunidades.

 

  1. Realice una búsqueda estratégica. Haga un CV realista con sus competencias, experiencia, logros y conocimiento y cotéjelo con las puestos a los que postula, ¿realmente posee las competencias que solicitan? No es necesario que busque exactamente el mismo empleo que tenía, pero a veces uno postula a un empleo para el que no está calificado y no lo consigue, esto tiene un efecto negativo en la confianza y autoestima e incrementa el estrés. Recuerde personalizar su CV de acuerdo a cada empleo al que postula.

Nota: Generaccion (https://bit.ly/2HlWNVd)

Tags:

Shares:

adminCareerp